Recomendaciones para hacer la hoja de vida de un artista

Consejos

Si eres artista, debes tener en cuenta que tu hoja de vida no debe ser igual a la de otras profesiones. La presentación, el formato y el diseño de este currículo debe diferenciarse de cualquier otro oficio, pero además los datos que se ponen en él deben ser mucho más específicos.

Ser artista te permitirá jugar con algunos aspectos que tal vez en otro contexto no podrías, por ejemplo puedes poner una foto más informal, poniendo alguna pose original y creativa para llamar la atención. También podrías crear un avatar.

Como otros currículos, este debe tener los datos personales y de contacto básico, la formación y la experiencia laboral. Estos aspectos no se deben omitir nunca en ningún tipo de hoja de vida, no importa el tipo de cargo o la empresa a la que aspires.

El área en la que te desempeñes es indiferente, lo que tienes que reflejar en este tipo de documento es la capacidad que tienes para crear y la sensibilidad que todo artista debe tener ante la vida. No se trata de poner cosas abstractas o que no sean fáciles de entender, sino de reflejar lo mejor que hay en ti.

Si estás en el mundo del arte y vas a empezar el proceso de búsqueda de trabajo, los siguientes consejos para hacer tu hoja de vida te ayudarán a resaltar tu talento y exponer a la empresa todo lo que podrías aportarle como profesional.

La hoja de vida es tu tarjeta de presentación

Igual que en otras profesiones relacionadas con el diseño y que tienen que ver con creatividad, la hoja de vida de un artista debe ser su principal tarjeta de presentación. Debes lograr que la persona que la vea quiera seguir leyendo y pueda encontrar toda la información relevante de manera clara y concisa.

Utiliza formas y tipografías que sean fáciles de entender y que no puedan llegar a considerarse extravagantes. La recomendación siempre es que busques un diseño con el que te sientas cómodo y que refleje lo mejor de ti.

Adapta el diseño

No es lo mismo si eres un artista plástico, un músico o un pintor, por tanto las hojas de vida no pueden ser iguales. Busca colores e imágenes que reflejen ese talento que tienes para el arte que estás exponiendo.

Incluye premios y exposiciones

La experiencia profesional de un artista es diferente a la de otros profesionales, por eso debes incluir en tu currículo todo lo que has logrado durante tu carrera. Lo primero es resaltar los premios y las exposiciones en las que has participado, eso seguramente llamará la atención del reclutador.

Enfócate en tu marca personal

El arte más que un oficio es una vocación, por eso es tan importante imprimirle esa pasión a tu hoja de vida y no hay mejor manera de hacerlo que trabajando en tu marca personal. Puedes adjuntar un portafolio, ya sea en PDF o en la web, para que puedan ver tu trabajo.

No importa si no tienes experiencia

Si no tienes experiencia en tu área debes resaltar toda tu formación académica. Esto será muy valorado en empresas que buscan perfiles que requieren conocimientos específicos. No te preocupes tanto por la trayectoria, a veces una buena actitud y conocimiento pueden pesar más que muchos años de trabajos.

En este caso es recomendable que se adjunte una carta de presentación para generar mayor interés en el jefe de recursos humanos. Allí debes destacar las competencias y habilidades que te hacen único y que te diferenciarán de los demás candidatos.

No incluyas fotografías de tus obras

Poner una imagen de mala calidad en el archivo de tu currículo no te dará ventajas, por el contrario podría restarte puntos. Recuerda que la hoja de vida no es un portafolio, sino una recopilación de la información más importante sobre ti.

Si quieres exponer tus proyectos para eso puedes realizar el portafolio, donde además te asegurarás que cada una de las obras tenga su descripción y características y que la calidad de la imagen se óptima.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *